INFO JAMON


OFERTAS

¿Cuánto vale un jamón ibérico de bellota?



A pesar de que la mayoría de la población pueda pensar lo contrario, el jamón ibérico de bellota no es un artículo de lujo y tampoco es estacional.

Tradicionalmente la mayoría de las compras se realizan en Navidad, pero los consumidores habituales afirman que el buen jamón ibérico se disfruta igual ó mejor el resto del año, incluso a mejores precios.

Los industriales enlazan las distintas campañas, para que el jamón ibérico de bellota exista durante todo el año y pueda ser consumido en restaurantes o adquiridos para consumo particular.

El jamón ibérico de bellota es un producto que necesita casi tres años para su curación en medios naturales, con un cuidado y un mimo permanente por parte de los profesionales del sector. Este tiempo y estos cuidados repercuten en el precio final del jamón, pero lo que más influye es el precio al que se compre el cerdo ibérico que suele variar según la campaña. Estas variaciones van en función de la cantidad de cerdos y de bellotas de la campaña.

Cuando se compra un jamón ibérico de bellota, no se compra un producto cualquiera, se está adquiriendo un saber hacer, el resultado de un arte, una delicatessen.

Todo esto hace que el jamón ibérico de bellota tenga un precio que no puede ser demasiado bajo. Si es así, desconfíe de su procedencia y de su calidad, habría que asegurarse sobre su calidad en cuanto a que sea de bellota. Rechace ofertas en las que le ofrezcan un jamón ibérico de bellota por ejemplo por menos de 150 €, este jamón o es muy pequeño o no es de bellota. O lo que es peor, no es ibérico.

Y tampoco un precio excesivamente alto y prohibitivo. Porque en esa diferencia de precio excesiva, usted pagará más por la publicidad y el marketing que por el jamón en sí.

Quizás alguna vez se ha encontrado con dos ofertas como estas:
Dos empresas distintas venden sus jamones de cerdos ibéricos, de igual peso, criados en las dehesas de Extremadura. Ambas cumplen las normas vigentes de salubridad, trazabilidad, calidad y fabricación. Usted reconoce una marca más que otra, pero las dos le transmiten confianza. Y además sabe que el proceso de elaboración y fabricación del jamón ibérico es en líneas generales y básicamente el mismo.

- La menos conocida vende su jamón ibérico de bellota por 270 €
- La marca que más reconoce usted, vende el mismo producto por 350€



jamones ibericos de bellota mejor precio


¿Cuál es la diferencia entonces?
Que la marca más reconocida además de tener más gastos estructurales, le añade al precio óptimo del jamón el gasto en publicidad que ha invertido para ser precisamente eso, la más conocida.

Por lo que podemos deducir que el jamón ibérico de bellota más caro no tiene por qué ser el mejor. Además del flaco favor que se hace tanto al sector como al consumidor final, alimentando de esta manera la falsa creencia de que es un artículo de lujo.

La calidad del jamón ibérico de bellota está basada principalmente en que el cerdo sea de raza ibérica (tronco ibérico), que se haya criado en su hábitat natural, la dehesa, (pobladas de encinas, que es el árbol que produce la bellota de la que se alimenta el cerdo) con una alimentación inicial de buenos piensos y otra posterior de hierbas y bellotas.

Bajo el “paraguas” de jamón ibérico, se venden muchos productos que en realidad no lo son. Siendo sus pricipales víctimas los consumidores con pocos conocimientos en el mundo del ibérico y el propio sector, que ante la confusión y por tanto desconfianza del consumidor, ve como las ventas del auténtico jamón ibérico de bellota disminuyen.

Los fabricantes acogidos a la Norma de Calidad del Ibérico, pueden demostrar la trazabilidad de cualquier jamón ibérico en todo su recorrido a partir del cerdo del que se obtiene el producto. El cliente debe exigir que sean productos acogidos a esta Norma que es lo que le dará la garantía que el producto está perfectamente identificado, controlado y que es un producto ibérico.

Todo el jamón que coloquialmente se denomina “patanegra” no tiene por qué ser ibérico. Prueba de ello es que el jamón húngaro tiene la pezuña negra y sólo es remotamente ibérico. Por lo tanto, asegurese de que detrás del sobrenombre "patanegra" del jamón que le quieran vender, ha existido un auténtico cerdo ibérico criado a base de bellotas en las dehesas del suroeste de España. Exija calidad y trazabilidad, los productores acogidos a la Norma de Calidad pueden dársela.

Y recuerde: El jamón serrano, de cerdo blanco, no es jamón ibérico. En ibérico no existe la calidad “serrano”.

El verdadero jamón ibérico de bellota tiene que reunir varias condiciones:
Debe proceder de un cerdo ibérico, que es un animal autóctono de determinadas regiones de España, principalmente de Extremadura. Porque su alimentación en la última fase del engorde es la bellota. Esta alimentación es la característica fundamental para que se produzca el jamón ibérico de bellota. Y este alimento solamente existe en determinadas zonas, dado que la encina es un árbol milenario que tarda casi un siglo en criarse.

Extremadura tiene la extensión más grande de encinas del mundo, y dentro de Extremadura, Jerez de los Caballeros, que con una extensión de 740,5 km2 en su gran mayoría dehesa arbolada de encinas es la zona productora mundial por excelencia del cerdo ibérico.

El simple hecho de asegurase antes de comprar un jamón iberico de bellota, de que el producto procede de Extremadura, le ofrece al consumidor una alta seguridad en cuanto a que está comprando lo que realmente quiere.

Dentro del mundo del ibérico, existen el jamón ibérico de bellota y el jamón ibérico de cebo. La diferencia de precio entre bellota y cebo está justificada y puede llegar a ser de más del doble.

Entre la calidad de bellota y cebo, puede existir el jamón ibérico de recebo. Este es el que procede del cerdo que habiendo comido alguna cantidad de bellota, al final ha sido alimentado con piensos (cereales de avena, trigo, etc) para terminar su engorde y a la hora de su sacrificio tanto la analítica como la certificación del cerdo no llega a ser de calidad bellota. Es un jamón mejor que el de cebo.

Vender jamón ibérico de cebo ó de recebo por jamón ibérico de bellota es un fraude.

El jamón ibérico de cebo, debe proceder de un cerdo ibérico, que está alimentado en todo su ciclo de vida solamente de pienso. Este cerdo no ve ni come bellotas. Y el tiempo de elaboración y curación de su jamón es mucho menor que el que necesita el jamón ibérico de bellota. Aun así, la calidad de un jamón ibérico de cebo es muy superior a la de que cualquier “patanegra” que no sea ibérico ó cualquier jamón serrano ó blanco.

El jamón ibérico de recebo, debe proceder de un cerdo ibérico, que está alimentado inicialmente con pienso, posteriormente come alguna bellota y se termina su engorde nuevamente con pienso. Este cerdo no dará ni en analítica ni en certificación calidad bellota. El tiempo de elaboración y curación de su jamón es similar al de bellota. Es un producto de excelente calidad si se acompaña de un precio razonable. Y por supuesto siendo un jamón ibérico es muy superior a la de que cualquier “patanegra” que no sea ibérico ó cualquier jamón serrano ó blanco.

Esperamos que se hayan despejado algunas de las dudas más comunes que existen a cerca del jamón ibérico de bellota. Si desea ampliar la información le invitamos a ponerse en contacto con nosotros y le ayudaremos en todo lo posible.


extremadura cerdo iberico Extremadura, la cuna del cerdo ib.

Posee la mayor extensión de Dehesa de toda España. Casi un millón de hectáreas (Badajoz con 520.000 hectáreas y Cáceres con 420.000 hectáreas) de campos llenos de encinas, alcornoques y pequeños arbustos que conforman uno de los parajes naturales mejor conservados del mundo.

fabrica de jamones ibericos alicex Tradición y saber hacer.

Elaboramos nuestros productos con toda la experiencia y tradición que recogimos desde pequeños cuando realizábamos la matanza extremeña familiar. Productos caseros con el mismo cuidado y mimo como lo hacemos en casa para que disfrute nuestra familia y amigos.

jamones ibericos calidad certificada Calidad Garantizada.

Además de la experiencia y tradición que recogemos de nuestros antepasados en la elaboración de productos ibéricos. Alicex está certificada por los organismos más importantes de control de calidad para productos alimentarios del cerdo ibérico. 100% Natural.

jamones ibericos de extremadura Tipos de Jamones Ibéricos.

Conoce las clases de jamones ibéricos que existen según la Norma de Calidad del Ibérico. Bellota, Recebo, Cebo de Campo y Cebo. Bellota Certificada por la D.O. No se deje engañar por nombres comerciales como Etiqueta Oro, Reserva, Premiun, Nobleza, ...